Selección de preguntas

Debatir acerca de los avatares del equipo de Bauza significa no sólo estar atentos a lo que sucede en el campo de juego, sino también atender a los discursos que circulan alrededor del fenómeno y que constituyen el universo de lo conocible. ¿Y si alguna vez nos preguntamos cómo pensamos el fútbol? Plantearlo de manera dual sirve para poner blanco sobre negro, aunque se corra el riesgo de simplificar lo complejo. Hablamos de dosis y no de absolutos. Al fin y al cabo cada “O” se podría reemplazar por una “Y”.

bauza

¿Esquema o funciones?
¿Nombres o características?
¿Equipo como un todo vivo o separación defensa-ataque?
¿Trayectoria o presente?
¿Máquinas sin alma o seres humanos con problemas?
¿El último twit de Giannina Maradona o psicología aplicada al deporte?
¿Idea ante todo o evaluación del rival?
¿Laterales siempre delante de la línea de la pelota o espacio para la sorpresa?
¿Centrales con capacidad de conducir o que toquen y miren?
¿Atención a los perfiles o da lo mismo qué pierna utilicen?
¿Volante central que busque la pelota en el fondo o que sea opción en el medio?
¿Dupla de volantes centrales en línea o alguno con capacidad de romper líneas?
¿Extremos contra la raya o libertad de movimiento en ataque?
¿Dos puntas de referencia o la búsqueda del mejor espacio?
¿Lo que pidió el DT o lo que pide la jugada?
¿Equipo ancho o capacidad para hacerse ancho?
¿Estar en o llegar a?
¿Ocupar posición o ser opción de pase?
¿Apuntar a resultados o a procesos que maximicen las chances de conseguirlos?
¿Tranquilizar al periodismo o consolidar una idea?
¿Que se vayan todos o ajustar piezas?
 
¿Y nosotros?¿Nos hacemos preguntas o vociferamos respuestas a los gritos?
 
Por Matías Muzio e Iván Sandler, para VARSKY SPORTS.

Relacionadas